Carballo a un paso

Inicio // Conoce Carballo // De dónde venimos // Ilustración

Compartir:

Ilustración

Baños Vellos

Balneario dos Baños Vellos. Foto de Gervasio Varela

Comenzaba el siglo XVIII cuando un vecino de la zona, sorprendido por los vapores que emergían de aquellas tierras, pensó que en ellas se encontrarían escondidas abundantes riquezas, como dictaban las leyendas de "mouros" y "mouras".

Lo que encontró fue, sí, un tesoro, pero de otro tipo, un manantial de aguas sulfurosas que resultaron ser sanadoras. Se levantaría allí un edificio de baños y una capilla, la de A Estrela. Carballo crecería y llegaría a ser ayuntamiento en el siglo XIX.

Fueron estos buenos tiempos para el campo. La introducción del maíz y de la patata permitió que las labradoras y los labradores tuviesen cosechas más abundantes y mejorasen su alimentación. En consecuencia, la Iglesia, que cobraba rentas de la gente del campo, también incrementó sus ingresos.

La población creció, las antiguas iglesias románicas se quedaron pequeñas y fue preciso construir otras nuevas. De ahí que la mayor parte de nuestro patrimonio eclesiástico provenga de esta época.


Feader Ministerio de agricultura, alimentación y medio ambiente Xunta de Galicia Deputación da Coruña Galicia Agader